Blog EOS18

El primer concierto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Nuestra última mañana en Alba de Tormes y no tengo la tan esperada carta del escritor anónimo debajo de la puerta de la oficina.

Pero como en el EOS siempre surgen las sorpresas, de repente “alguien” se acerca a verme y me entrega en mano una carta como las otras, con la misma letra, con el mismo sobre (un folio normal doblado de forma artesanal) y por fin veo su cara y tengo que decir que entre las posibilidades que rondaban en mi cabeza sobre su identidad no era de las primeras. Gracias por compartir tu sentimientos y emociones conmigo y con el resto del mundo. Aquí tenéis sus últimas impresiones:

Dado que el curso está ya acabando, estas cartas también llegan a su punto y final. De hecho, esta carta será la última y, como puedes notar, ésta es algo especial. Ya conoces mi identidad, pero el resto no lo deben saber, ni padres, ni profes, ni alumnos.

Dejemos atrás la introducción y adentrémonos en lo que será la última entrada del “blog del alumno”.

DÍA X:

¿Por dónde puedo empezar?… justo cuando la luz se asoma por nuestras ventanas, recordábamos aquel día hace dos semanas en el que la sensación de sentir la música en nuestra alma, en nuestras boquillas o cajas de ritmos se hacía realidad un año más gracias al EOS. Y es que EOS18 ha sido todo un reto tanto para nosotros, los alumnos, como para ellos, los profes, que no han descansado ni un silencio para ayudarnos y motivarnos. Sin ellos no hubiéramos tocado lo que hemos logrado tocar hoy en el concierto. Gracias por todo.

 

· Para los monitores: gracias, de verdad, gracias por estar ahí, aunque no os lo pidamos. Gracias por hacernos llorar (de la risa) y hacernos reír de las penas… Al parecer la risoterapia sí que funciona…

· Para Silvia: ¿Qué puedo decir? Sin Silvia no somos nada, y nos complementamos por ello. Silvia nos necesita a todos y todas, y nosotros a ella. Gracias Silvia. Gracias por enseñarnos a contar compases. Gracias por enseñarnos a trabajar en equipo porque, al fin y al cabo, eso es lo que somos. Gracias por enseñarnos a disfrutar de la música. Gracias por ser Silvia Sanz, por todo lo que has hecho por nosotros y por todo lo que te queda por enseñarnos. ¡GRACIAS!

· Y, por último, hablemos un poco del día de hoy, un día con fuoco, mucho fuoco, intenso da capo al fine. Un no parar constante que viaja de ensayos matutinos a siestas obligatorias, derivando por último en el gran concierto, en el que los aplausos y ovaciones reinaban.

Después de la velada, en la que el mítico festival de Jonsuivisión daba rienda suelta a sus actuaciones con tal nivel de originalidad que serían capaces de llenar un contrabajo con ellas. Esperemos que el ganador tenga merecido ese premio del que tanto se escucha hablar, pero del que nunca se supo…

Para finalizar, el grandioso vídeo, la parte del curso más esperada por muchos para poder disfrutar de su historia original, sus sketches, sus chistes malos y su encanto especial. Es muy difícil describir las sensaciones que te lleva a experimentar el Encuentro Orquestal (de Silvia Sanz) si no lo vives.

Lo demás ya lo conocéis: a la ¡1.30! arriba, fuera móviles y a dormir. Mañana nos espera un concierto más, en el que los llantos, las risas y los buenos recuerdos que hemos vivido aquí un año más, en compañía de todos nosotros, se amontonarán y nos harán vivir un momento maravilloso.

Gracias, EOS, por habernos brindado esta maravillosa experiencia. De una cosa estamos seguros: nunca dejaremos de llamar al Encuentro “casa” porque, en el fondo, es exactamente lo que es.

 

 

 

©2018 Todos los derechos reservados. Grupo Concertante Talía

Search